martes, 3 de enero de 2017

NECESIDADES PRACTICAS E INTERESES ESTRATÉGICOS DE LAS MUJERES LESBIANAS.



NECESIDADES PRACTICAS E INTERESES ESTRATÉGICOS DE LAS MUJERES LESBIANAS.

¿Las lesbianas son una especie humana aparte? ¿Las lesbianas forman parte del colectivo mujeres y tienen las mismas necesidades e intereses?.

A veces los sueños suelen desanudar enigmas, resolver dilemas e inspirarnos a ir más allá de lo consabido. Esta reflexión, parte de un sueño real con la cabeza en la almohada y es para mi un sueño deseable.

En los años 90's, se produjeron importantes reflexiones desde el feminismo sobre la situación y condición de las mujeres. Unas de ellas son las referidas a intereses prácticos e intereses estratégicos de Maxine Molyneux, y retomada y re adecuada por Caroline Moser, como necesidades prácticas e intereses estratégicos.

Haciendo memoria, estos conceptos aportan significados importantes para el acervo teórico feminista y la lucha concreta de las mujeres. Así: “Las necesidades estratégicas 1se derivan del análisis de las relaciones de dominio / subordinación entre los géneros en una sociedad, y expresan un conjunto de objetivos relacionados con una organización más igualitaria de la sociedad. Varían según el particular contexto social, económico y político en el que se formulan. Remediarlas exige una lenta transformación de las costumbres y las convenciones tradicionales de una sociedad y una estrategia a largo plazo”.

Y “Las necesidades prácticas2 se derivan de las condiciones en las que viven las mujeres y responden a la percepción de una necesidad inmediata, generalmente asociada a las funciones de madre, esposa y responsable del bienestar familiar (las funciones con respecto al rol de género vigente). Los intereses prácticos tienen que ser formulados por las propias mujeres y no entrañan cambios radicales, tales como la emancipación de las mujeres o la igualdad entre los géneros. Pero una organización de las propias mujeres con la meta de alcanzar una mayor satisfacción de sus necesidades prácticas, puede posibilitar una actuación también en favor de la satisfacción de necesidades estratégicas”. 
Otro aporte central es el de Kate Young, con la “Condición y posición de las mujeres”. La Condición es entendida como el estado material y la posición como la ubicación social, económica y política de los géneros.
En este sentido, las mujeres lesbianas, madres o no, compartirían con las demás mujeres muchas de las necesidades prácticas a las que se refieren muchas feministas, por ejemplo: acceso a la salud y un nivel de salud aceptable, agua potable, energía eléctrica, vestido, alimentación, educación para sus hijxs, acceso a créditos, acceso al empleo, etc. La lucha por estos derechos es irrenunciable y pueden también servir de puente para alcanzar los intereses estratégicos. ¿Que intereses estratégicos, pueden (¿deben?) tener las mujeres lesbianas?. A mi juicio caben acá la lucha por el reconocimiento de sus derechos sexuales, incluida la libertad sexual y la no discriminación. Que las lesbianas tengan los mismos derechos de las parejas heterosexuales a heredar, adoptar hijxs, casarse, asegurar a su pareja en el seguro social. Que no sean discriminadas en los centros educativos y los lugares de empleo. Que tengan derecho a formar su propia familia, con o sin pareja, derecho a ser atendida su salud, sin discriminación. Derecho a vivir sin violencia en la cama, la casa, la escuela o el lugar de trabajo. Como aspecto fundamental para conseguir estos derechos en estas sociedades denominadas democráticas, son la participación en la política, desde la gremial de las mujeres lesbianas, la comunitaria, pasando por la municipal y nacional así como participar en partidos políticos y en los cargos de elección popular. Es todo un desafío para el incipiente movimiento lésbico, pero no es imposible. Las luchas llevan tiempo y el tiempo es el mejor aliado de las oprimidas. ¡Lesbianas de El Salvador, uníos!.

Silvia Ethel Matus Avelar.



1 Necesidades de Género: http://zaharra.mugarikgabe.org/Glosario/N1.htm

2 Idem.